Anuncios

Caerás, pero te levantarás.

Una vez vi a un adulto y a un bebe tropezar a la vez. Y lo que mas me sorprendió, es que el bebe tardó mucho menos tiempo en olvidarse de la caída que el adulto.

Aún que, pensándolo bien, no es de extrañar. Cuando aprendemos a caminar, lo hacemos a base de caer una y otra vez. Jamás verás a un bebe no tropezar mil y una vez. Pero, ¿sabes por qué acabamos aprendiendo a caminar? Porque siempre nos levantamos. Y si te levantabas siendo un bebé, sin apenas fuerzas, ¿por qué no te ibas a levantar ahora, de cada una de las caídas?

Las personas fuertes son aquellas que caen y se levantan, y solo miran atrás a ver por qué tropezaron, pero no se lamentan por haber caído. Y esas personas son las que siempre dejarán un legado.

La vida te pondrá cientos y cientos de pruebas, y unas las pasaras a la primera, y otras tendrás que fallar 30 veces para superarlas. Pero acabarás haciéndolo, y es entonces donde te darás cuenta, que el niño que una vez fuiste, siempre quedara dentro de ti.

¿Qué sabrá la vida de las veces que puedes levantarte y sonreír?

Siguenos en las redes sociales
error
Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
Instagram
A %d blogueros les gusta esto: